Tomo Dos: Informe de Desempeño por Sectores Veracruz 2016-2017

La presente Administración ha enfrentado una situación de emergencia financiera, derivada de la corrupción y la falta de planeación que han repercutido en todos los ámbitos de la vida de los veracruzanos, ante la cual se ha intervenido con responsabilidad, honestidad y transparencia, para sentar las bases de un mejor futuro para Veracruz.

El Gobierno anterior dejó un Estado en condición de emergencia. La pobreza aumentó en 2016 para situarse en 62.2 % de la población en Veracruz, lo que equivale a 5,040,000 personas. Para ponerlo en perspectiva, en tan solo dos años, de 2014 a 2016, más de 415,000 personas se hicieron pobres, el equivalente a toda la población de
Poza Rica y Córdoba juntas.

La tasa de crecimiento de la economía veracruzana ha mantenido una tendencia de desaceleración. Nos dejaron una economía estancada, en donde es de destacar que desde 2013 la tasa de crecimiento del Estado se ha mantenido por debajo del medio punto porcentual anual.

Si nos comparamos con el resto de los estados del país, tenemos que Veracruz en 2015 se situó en el lugar 27, con
una tasa de crecimiento de 0.38, muy por debajo de la media nacional de 2.57.

El bajo ritmo de crecimiento de la economía estatal se explica cuando vemos que los sectores primario y secundario
de Veracruz tienen tendencias negativas constantes desde el 2012. Esto, desafortunadamente, nos indica que el campo ha dejado de ser el motor de nuestra economía.