Anexo cinco

La ciudadanía eligió el cambio en Veracruz porque en la pasada administración se violentó el estado de derecho y vivió los estragos de la corrupción y del alejamiento del Gobierno y de sus instituciones. Su decisión la tomó considerando que el Gobierno actual es capaz de recuperar la gobernabilidad e impulsar el cambio favorable.

Este documento se ha elaborado con el propósito de informar a la ciudadanía veracruzana, y al país en general, el estado que guardaba la administración pública del Estado al 30 de noviembre de 2016 y la realidad de las circunstancias y condiciones de crisis generalizada en las cuales se recibió; se describen las causas y efectos que dimensionan el perjuicio ocasionado a la sociedad veracruzana. Con cifras y datos se transparenta y rinde cuentas de las dificultades financieras, producto de la corrupción y la falta de planeación, que produjeron estancamiento, parálisis y retroceso del Estado, lo cual mermó la confianza y la credibilidad de la sociedad en sus instituciones y provocó un repudio generalizado.

Este documento se propone ofrecer también los elementos comprobatorios de cómo, ante el privilegio, encomienda y obligación de gobernar el Estado, la actual administración ha respondido con honestidad, responsabilidad, integridad, tenacidad, transparencia, capacidad y dedicación, con un quehacer público ágil, decidido y entregado.

Aunque las condiciones y circunstancias han sido de total austeridad y restricciones, este gobierno ha enfrentado el lastre del rezago estructural acumulado, cuya solución requerirá del trabajo de más de dos años, coartando toda intención y posibilidad de concretar los grandes proyectos y programas que requiere Veracruz. Estas limitaciones son
los rezagos estructurales en materia de infraestructura carretera, de infraestructura de servicios de salud, de
infraestructura educativa y de obra pública en general, así como los programas con la dimensión requerida para combatir a la pobreza y la inseguridad.