MENSAJE DEL GOBERNADOR MIGUEL ÁNGEL YUNES LINARES, COMO PARTE DE LA 29ª SESIÓN ORDINARIA DEL GRUPO DE COORDINACIÓN VERACRUZ

MENSAJE DEL GOBERNADOR MIGUEL ÁNGEL YUNES LINARES, COMO PARTE DE LA 29ª SESIÓN ORDINARIA DEL GRUPO DE COORDINACIÓN VERACRUZ

Xalapa, Ver., 25 de junio de 2017
Compañeras, compañeros de los medios de comunicación, el día de hoy llevamos a cabo la vigésimo novena Sesión Ordinaria del Grupo de Coordinación Veracruz.
Advertirán que en esta mesa falta un compañero, el Comisario Camilo Castagné, que fue cobardemente asesinado el día de ayer, junto con el Comisario Peña, y en el mismo evento hirieron a otro elemento de la Policía Federal.
Queremos, en primer lugar, los integrantes de este Grupo, enviar nuestro más sentido pésame a la familia de Camilo Castagné, y darle la seguridad de que el recuerdo de Camilo estará siempre presente y nos llevará a estar cerca de su familia.
Darle el pésame a la corporación de la cual Camilo formó parte durante muchos años, representada aquí por su Comisario General, don Raúl Castillejos Solís, y decirle que en nombre del pueblo de Veracruz agradecemos el trabajo de Camilo, lo recordaremos siempre y en su honor y en su memoria, seguiremos dando la batalla en contra de la delincuencia.
El día de ayer fue un día triste para Veracruz; un número importante de crímenes cometidos por la delincuencia organizada lastimaron la vida de los veracruzanos. En Coatzacoalcos, la brutalidad, la vileza de estas bandas llegó al extremo de ejecutar a cuatro niños; de matar brutalmente a cuatro niños, y eso puede dar una dimensión de lo que enfrentamos; eso puede dar una dimensión de la brutalidad, del salvajismo de este grupo de individuos que quieren apoderarse de Veracruz.

Quienes plantean como solución —si se le pudiera llamar así— que hagamos un pacto con la delincuencia, lo que en el fondo proponen es que dejemos la vida y los bienes de más de ocho millones de personas, de más de ocho millones de veracruzanos en manos de delincuentes, que dejemos a Veracruz en manos de quienes han promovido la violencia, en manos de quienes han generado una situación, una percepción tremenda de inseguridad, que hoy lleva a que los veracruzanos tengan como primer demanda el resolver el problema de seguridad y vivir tranquilos.

Ese es el objetivo que nos hemos marcado; a eso nos hemos dedicado todos los domingos, desde que tomamos posesión, y muchas veces más, a mitad de la semana, para analizar y para combatir con mayor eficacia este problema.
Me comprometí, y es cierto, a que en seis meses tendríamos mejores resultados. Hay elementos de carácter nacional que han afectado a nuestro país, que afectaron también a Veracruz y han llevado a que las últimas semanas, como lo hemos reconocido frente a todos ustedes, la situación se haya complicado.
Sin embargo, hemos pegado muy fuerte a la delincuencia, y estos golpes fuertes a la delincuencia han provocado una reacción violenta. La delincuencia quiere inhibir la acción del Estado. Y la quiere inhibir amenazando a quienes estamos a cargo de combatirla. Y no sólo eso, pasando a la acción, asesinando a uno de los elementos más importantes de este Grupo.
A eso nos enfrentamos, y nos enfrentamos no con palabras, nos enfrentamos no con demagogia, nos enfrentamos con acciones firmes, con acciones pensadas y planeadas. Nos enfrentamos asumiendo los riesgos que se tienen que correr cuando se asume la calidad de servidor público, cuando se asume el compromiso de actuar en beneficio de la ciudadanía.
Durante muchos años, Veracruz ha padecido este flagelo. Y lo he dicho en reiteradas ocasiones: la delincuencia organizada entró a Veracruz por la puerta grande de la corrupción. Le abrieron las puertas a Veracruz, las puertas de Veracruz a la delincuencia.
Esto se fue gestando durante muchos años, y cuando llegó el momento de que el Gobierno cómplice, el Gobierno Estatal cómplice, no pudo enfrentar a la delincuencia, acudió a las Fuerzas Armadas para que ayudaran a combatir este flagelo; y las Fuerzas Armadas, de manera generosa, aceptaron y lo hicieron, y lo siguen haciendo todos los días, y todos los días en nombre de los veracruzanos. Lo agradezco y lo reconozco.
Vamos a seguir con esta batalla, no vamos a dar ni un paso atrás, nos queda perfectamente claro que si nos amenazan, que si actúan en contra de nuestra vida, en contra de nuestra integridad, que si nos quieren atemorizar, es porque hemos afectado sus intereses, porque les hemos impedido que sigan delinquiendo, porque hemos limitado su actividad delictiva.
Yo fui designado Gobernador con el voto de los veracruzanos para lograr vivir seguros, para vivir en paz. A mí no me eligieron para pactar con la delincuencia organizada; me eligieron para garantizar paz, tranquilidad y seguridad a los veracruzanos, y lo vamos a lograr. Pueden estar seguros.
Frente a hechos terribles, como los sucedidos el día de ayer en Coatzacoalcos, se han tomado decisiones importantes que quiero anunciar a ustedes. En primer lugar, el Fiscal General del Estado ha designado un Fiscal Especial para que atienda este tema. Ya hay elementos que nos pueden llevar a conclusiones y nos pueden llevar a actuar sobre los responsables.
Hay elementos que podrían vincular al padre de estas criaturas inocentes, que fueron víctimas de la delincuencia organizada, con un evento delictivo sucedido el día anterior. Sin embargo, no queremos adelantar hechos; será el Fiscal Especial que atienda este tema, el que vaya reportando, y el que seguramente lleve todo esto a una consecuencia jurídica eficiente, dura, en contra de quienes actuaron así.
Todos los demás hechos se están investigando, y en el de Camilo Castagné, el Comisario Peña y el otro compañero de la Policía Federal que fue agredido, y que por fortuna va recuperando su salud, en este tema, en menos de 24 horas, hemos logrado avances importantes gracias a la colaboración de la ciudadanía. Avances que les vamos a dar a conocer, y avances que damos a conocer para que la propia ciudadanía nos ayude a localizar y a detener a los responsables de este grave crimen.
Quiero, antes de dar a conocer la información que verán ustedes en unos minutos, decirle a todas las veracruzanas y veracruzanos que el Gobernador del Estado está dispuesto a ofrendar todo, absolutamente todo con tal de lograr la paz y la seguridad en Veracruz. A mí no me atemoriza la delincuencia; sabía la situación de Veracruz cuando tomé posesión como Gobernador del Estado.
Decirles también a los veracruzanos, que hemos contado con todo el apoyo del Gobierno Federal, del Presidente de la República, de los Secretarios de Gobernación, de la Defensa Nacional, de la Marina-Armada de México, de la Policía Federal, de la Procuraduría General de la República y de todas las instituciones; que unidos estamos dando esta batalla por el bienestar de Veracruz, por la seguridad y tranquilidad de los veracruzanos.
Vamos a seguir adelante, con todo el ímpetu, con todas las ganas y con todo el valor que se requiere para enfrentar a quienes han venido a Veracruz a provocar la vida que hoy vivimos, una vida de preocupación, de temor, que el Gobernador entiende y asume, y la asume como un reto y como un compromiso.
No nos arredraremos, no daremos un paso atrás; por el contrario, muchos pasos adelante en contra de la delincuencia. Quiero presentar a ustedes un documento que es responsabilidad del Gobierno del Estado de Veracruz. Seguramente este documento nos permitirá avanzar de manera más acelerada en la investigación, no sólo del crimen en contra del Comisario Castagné, sino de muchos otros crímenes que se han cometido en Veracruz.
Y evitar también que este grupo delictivo siga viviendo en una zona de confort, siga transitando por Veracruz con libertad, siga transitando por las calles y avenidas de Veracruz sin que nadie los identifique, sin que nadie los señale.
Le hemos dado rostro a la delincuencia organizada y le vamos a seguir dando rostro, y vamos contra ellos, y vamos con todo contra ellos; no permitiremos, de ninguna manera, que sus actos de violencia limiten la acción del Estado. A continuación verán un documento…
VIDEO:
Voz en Off: Estos son los asesinos del Comisionado de la Policía Federal en Veracruz, Camilo Castagné. El Gobierno del Estado de Veracruz ofrece 1 millón de pesos como recompensa a quien aporte datos para su detención. Garantizamos plena confidencialidad a los denunciantes. Marque al (01-800) 2266646 o comuníquese al correo electrónico denunciasegura@veracruz.gob.mx