Prevenir la hepatitis reduce el riesgo de cáncer y cirrosis

Prevenir la hepatitis reduce el riesgo de cáncer y cirrosis

Xalapa, Ver., 17 de septiembre de 2016.- Cerca del 90 por ciento de las personas que padecen hepatitis pueden curarse si reciben el tratamiento adecuado y oportuno, contribuyendo esto a reducir el riesgo de muerte por causa de cáncer de hígado o cirrosis, informó la Secretaría de Salud (SS).

La hepatitis es una inflamación del hígado causada comúnmente por el virus de la hepatitis; existen cinco tipos de virus: A, B, C, D y E, y pueden causar infecciones agudas y crónicas e inflamación del hígado, que desarrolla patologías más severas como cirrosis, cáncer hepático e incluso la muerte.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que en las Américas las hepatitis virales causan más de 125 mil muertes al año, cifra que es comparada por las muertes por VIH y tuberculosis, casi un 99 por ciento de este tipo de fallecimientos es por consecuencias de hepatitis B y C.

La C ha tenido una tendencia ascendente entre los años 2000 y 2008, con una tasa promedio del 10 por ciento de crecimiento anual en el número de casos, por lo que la SS federal tiene en marcha tres estrategias: vacunación, sangre segura para transfusiones y acciones específicas para evitar el contagio por transmisión sexual. La mayoría de estos casos son A, que se trasmite a través de agua y alimentos contaminados, pero no genera un padecimiento crónico y se resuelve de manera natural.

Para este año se estima que existan 88 mil nuevas infecciones por hepatitis B y 10 mil nuevos casos por hepatitis B crónica (el 56 por ciento de los casos será por transmisión de madre a hijo durante el parto).

Por ello, se fomenta la estrategia preventiva de vacunar en las primeras 24 horas a los recién nacidos, así como los Servicios de Salud deben garantizar la cobertura de las tres dosis de la vacuna para todos los niños menores de un año.

En México, la vacuna contra la hepatitis A se aplica en todas las guarderías de las instituciones públicas, debido que existe un mayor riesgo del intercambio de alimentos; también se aplica cuando hay desastres naturales, al estar presente el riesgo del consumo de agua contaminada.

Entre otras medidas coordinadas por el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/Sida, para evitar la trasmisión por vía sexual, cada año distribuye millones de condones.