Reconoce IVEC en Miguel Hidalgo a un luchador social mediante la educación y la cultura

Reconoce IVEC en Miguel Hidalgo a un luchador social mediante la educación y la cultura

Xalapa, Ver., 14 de septiembre de 2016.- Miguel Hidalgo y Costilla era un hombre preocupado por las necesidades espirituales e intelectuales de sus feligreses, “por lo que a través de la educación y la cultura emprendió el arduo camino de la lucha social”, reconoció el director general del Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), Rodolfo Mendoza Rosendo, en la Guardia de Honor realizada en el parque Los Berros.

Previo al Himno Nacional Mexicano, el servidor público relató antecedentes que, siglos más tarde, derivaron en la Independencia: “Veracruz fue puerta de entrada de los conquistadores y testigo del primer contacto entre los súbditos de los Reyes Católicos y la diversidad cultural de una nación en ciernes, así como del mestizaje que acabaría por amalgamar nuestro idioma, creencias, rituales, gastronomía y tradiciones: nuestra cultura entera”.

Señaló que “fueron siglos de dominación española, pero también de enriquecimiento mutuo que culminarían con el anhelo por alcanzar los ideales de libertad, igualdad y fraternidad pregonados en distintas latitudes europeas”. En ese contexto, abordó la identidad del mexicano actual como un “espectro de razas y culturas, de raíces profundas pero con la mirada fija en el mundo”.

En ese sentido, destaca el papel de la educación como “eje conciliador de las grandes fricciones en los diferentes contextos de la historia. La creación de escuelas normales, la proliferación de bibliotecas, libros de texto gratuitos y de institutos de cultura a lo largo de la República Mexicana son algunos de los baluartes que denotan la preocupación del mexicano por su cultura y su digna preservación”.

Acompañado por subdirectores y titulares de recintos del IVEC, Mendoza Rosendo recordó que este año, la dependencia cumple 29 de labor ininterrumpida para proyectar al mundo la riqueza cultural de Veracruz, en una tarea que “requiere la suma de voluntades, mucha creatividad y esfuerzo”. Así, durante ese periodo de existencia, sobresale la contribución de instancias gubernamentales y privadas, tanto nacionales como extranjeras.

“Es un honor para mí, como ciudadano y director del Instituto Veracruzano de la Cultura, y para todo el grupo de colaboradores, poder aportar nuestro compromiso y entrega, día a día, a este ideal, heredado por las más nobles y visionarias mentes de nuestra cultura”, finalizó.