¡Gran fin de semana vivió Xalapa con la Feria de Escaramuzas!

¡Gran fin de semana vivió Xalapa con la Feria de Escaramuzas!

Este fin de semana el Lienzo Charro de Xalapa se vistió de gala para celebrar la décima edición de la Feria de Escaramuzas, a beneficio de la Casa Asistencial Conecalli.

Año tras año, los reyes de esta fiesta han sido las niñas y niños de Conecalli, quienes antes de iniciar el espectáculo fueron presentados por el Patronato de la Casa Asistencial al público asistente.

En un protocolo conmemorativo los niños obsequiaron unos presentes a los grupos de escaramuzas en agradecimiento a su apoyo para la realización de esta feria anual.

La presidenta del Patronato de Ciudad Asistencial Conecalli, Mayela Salazar de Carranza, reconoció y agradeció el trabajo de excelencia que hace el DIF estatal a beneficio de las niñas y niños que han sufrido maltrato, abandono u orfandad y que hoy viven bajo el resguardo, cobijo y amor que brinda la casa hogar.

Asimismo, informó que desde horas antes que iniciara el evento, diversas familias charras y asociaciones de este lienzo, se sumaron a la donación a beneficio de los pequeños Conecalli; su granito de arena ofrece nuevas oportunidades a las niñas y niños.

De igual manera, agradeció la respuesta de los asistentes, quienes, además de disfrutar un espectáculo ecuestre de gran calidad, hicieron una importante aportación.

En el encuentro, participaron diversos grupos de escaramuzas de la ciudad de Xalapa y Xico, entre ellos, las campeonas estatales, y diversas asociaciones de charros, que junto con las Adelitas vistieron de música, color y baile el Lienzo Charro.

Aquí, lucieron coloridos vestidos, llenos de encaje y diversas aplicaciones muy mexicanas; destacaban los moños, los trajes charros y los sombreros que hacían el accesorio perfecto.

Los asistentes observaron con alegría a un gran número de mujeres acompañadas de sus caballos, luciendo amplias crinolinas que aparentaban un vuelo en cada galope.

Además otro espectáculo que llamó mucho la atención fue el del grupo de charros que realizaron el paso de la muerte.

Fue un evento completamente familiar en el que se realizaron rifas. Los pequeños anfitriones de la Casa Asistencial Conecalli fueron quienes con mucha alegría disfrutaron de esta feria, donde al final convivieron con las escaramuzas y muchos de ellos montaron a caballo, sintiéndose unos grandes jinetes.