Evitar el primer consumo de drogas es importante para inhibir su oferta

Evitar el primer consumo de drogas es importante para inhibir su oferta

Xalapa, Ver., 12 de septiembre de 2016.- Para el recientemente fallecido doctor Rafael Velasco Fernández, evitar el primer consumo de drogas y oponerse con argumentos científicos a ello es de suma importancia para inhibir su oferta; al respecto, el coordinador de Especialidades Médicas de la Universidad Veracruzana (UV), Jorge Sánchez Mejorada, opina que es necesario focalizar acciones como estrategias para la disminución, especialmente del narcomenudeo.

El también Asesor de Tratamiento en la Fundación Casa Nueva I.A.P. será uno de los ponentes en la IV Jornada de Salud Mental que organiza el Instituto Veracruzano de Salud Mental Dr. Rafael Velasco Fernández para los días 21 y 22 de octubre próximo.

En el trabajo que presentará, abordará temas relevantes sobre las aportaciones que a la Psiquiatría hizo el doctor Velasco Fernández, quien se especializó en el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) y el consumo de drogas y adicciones.

Dijo que hay una gran tarea por realizar en materia de adicciones, donde se debe continuar trabajando por una mejor sociedad y orientar más sobre los efectos adversos de las drogas adictivas en el individuo, la familia y la sociedad, fortaleciendo en los jóvenes el rechazo para evitar el primer consumo.

Asimismo, reiteró parte de la gran trayectoria del reconocido médico psiquiatra, quien además estudió la carrera de Filosofía, que fue esencial para el desarrollo de dos vertientes muy importantes en su carrera laboral y personal: Medicina y Educación.

El médico especialista enfatizó que para los programas sociales y de salud pública, como en el caso de las adicciones, no deben hacerse campañas sino esquemas permanentes, esa fue una de las tareas que desempeñó y apuntaló en favor de estos sectores tan vulnerables ante los narcóticos.

Subrayó que la prevención primaria como parte del consumo es el principal reto a tratar, porque la vulnerabilidad a la que quedan expuestos los niños y adolescentes mexicanos ante una mayor disponibilidad de la droga es la postura que se debe rescatar y difundir, “sin ser radicales, ya que al parecer no toman en cuenta a los jóvenes dentro de la toma de decisiones.”