En breve, entrará en servicio nuevo equipo de braquiterapia del CECAN

En breve, entrará en servicio nuevo equipo de braquiterapia del CECAN

Xalapa, Ver., 06 de septiembre de 2016.- En fecha próxima, el Centro Estatal de Cancerología (CECAN) Dr. Miguel Dorantes Mesa pondrá en servicio el nuevo equipo de braquiterapia, que reafirmará a esa institución como una de las mejores en materia de atención a pacientes con cáncer en la zona sur-sureste del país.

El jefe de Radioterapia del Centro, Fernando Quistian Navarrete, explicó que este equipo permite al médico tratante regular la dosis de radiación que el paciente requiera, así como tratar una pequeña área en menos tiempo que la radioterapia convencional de haz externo; además, puede ser utilizado para tratar cánceres en todo el cuerpo.

Señaló que entre otra de las ventajas que tiene esta nueva tecnología es que podrá ser atendido un mayor número de personas con menores riesgos y complicaciones, y permite aplicar mayor dosis al tumor reduciendo riesgos secundarios; la braquiterapia coloca fuentes radiactivas adentro del paciente en forma temporaria o permanente para dañar el DNA de las células cancerosas, y destruir la capacidad de éstas para dividirse y crecer.

También es conocida como terapia de radiación interna, permite al médico usar una dosis total más alta para tratar un área más pequeña y en menor tiempo que con el tratamiento de radioterapia externa.

El término braquiterapia describe procedimientos ampliamente variables con niveles de capacidad invasora, es decir, es un tipo de terapia de radiación usada para tratar el cáncer a diferencia de la radioterapia externa que involucra haces de rayos X de alta energía, generados por una máquina, que son dirigidos hacia el tumor desde fuera del cuerpo; involucra la colocación de un material radioactivo directamente dentro o muy cerca del tumor, que permite matar las células cancerosas o encoger los tumores.

Quistian Navarrete dijo que existen dos tipos de braquiterapia: temporal o permanente; en la primera se coloca material altamente radioactivo dentro de un catéter o tubo delgado, por un tiempo específico, y luego se remueve y se puede administrar a tasa de dosis baja (LDR) o tasa de dosis alta (HDR).

En la permanente se colocan semillas o gránulos (como del tamaño de un grano de arroz) en o cerca del tumor, donde se quedan permanentemente. Tras varios meses, el nivel radioactivo disminuye hasta desaparecer.

Indicó que el personal médico oncólogo que hará uso de estos equipos ya se encuentra en capacitación, a fin de que en cuanto queden instalados en su totalidad se comience a dar el servicio necesario a los pacientes del CECAN.

Por otra parte, mencionó que parte importante en el manejo de estos aparatos es la participación de un físico médico junto con un dosimetrista, el radioncólogo, médicos generales, enfermeros y enfermeras, un equipo que determinará las técnicas que se van a usar para administrar la dosis prescripta y la máxima que el tejido circundante puede tolerar.

La medicina más barata es la preventiva, enfatizó, por lo que se debe hacer conciencia y crear una cultura de la prevención y de la detección; apuntó que “es una recomendación para pacientes y médicos, para que cualquier patología sea tratada a tiempo y sobre todo en materia de cáncer, ya que detectarlo en etapas tempranas tiene un mayor porcentaje para salvar la vida y ser curado.”