Más familias mejoran su salud y su vivienda con equipos sanitarios y de cocina del DIF estatal

Más familias mejoran su salud y su vivienda con equipos sanitarios y de cocina del DIF estatal

En el municipio de Altotonga, más de 130 familias de distintas localidades se sumaron a cambiar sus vidas y viviendas, con acciones de infraestructura social básica que promueve el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Acciones que constan de la instalación, capacitación y entrega de estufas y baños ecológicos en zonas de alta vulnerabilidad, con el objetivo de que el beneficio se hará efectivo y combatirá las carencias del hogar cuando se les dé el uso adecuado, expresó la coordinadora del voluntariado veracruzano, Mariana Hernández.

En la cabecera municipal de Altotonga, se entregaron 65 estufas y 65 baños ecológicos para el mejoramiento de las viviendas de las comunidades Tezahuapan, Champilico, Tepozoteco, Gutiérrez Zamora, Ahueyahualco y 21 de Agosto.

“La presidenta del DIF estatal, Karime Macías Tubilla, instruyó esta entrega y trabajamos de manera coordinada con los municipios y el apoyo total de los 23 voluntariados de las instancias gubernamentales. Especialmente aquí, se trabajó con el Voluntariado de la Fiscalía General del Estado y la Contraloría”, precisó la servidora pública.

Los beneficiarios recibieron previamente una capacitación sobre la instalación y el uso adecuado de los baños y las estufas, las cuales están diseñadas para funcionar con poca leña, con el objetivo de mejorar la calidad de vida del usuario y su entorno, evitando riesgos en la salud por el uso de fogones y de esta manera impedir las emisiones tóxicas. Asimismo, los baños ecológicos, los cuales permiten una mejor salud e higiene.

Las y los beneficiarios, en su mayoría madres jefas de familia, agradecieron los beneficios entregados y se dijeron muy complacidas, como la señora Rafaela López, de la localidad Santa Cruz Tepozoteco.

Ella es campesina y trabaja en diversas actividades del campo, desde la cosecha de maíz, hasta la siembra de manzana y durazno, y el poco dinero que gana lo reparte en sus hijos.

“Yo trabajo en el campo y no tengo como darle una mejor vida a mis hijos; este baño ecológico que hoy me dieron me ayuda en mucho, porque así ya no se enfermarán mis hijos, y las enfermedades generan gastos”, expresó.

El cambio que viven estas familias es radical; antes, un hoyo en la tierra era su manera para hacer sus necesidades fisiológicas. Es a través de un censo y una coordinación estrecha con los ayuntamientos que el organismo asistencial reconoce a las comunidades que requieren con mayor urgencia apoyos del Gobierno del Estado, como lo son los baños y las estufas ecológicas.

Son apoyos que las familias agradecen y que comprenden serán motivo de cambio para mejorar sus condiciones de vida; así, el DIF estatal se ocupa del desarrollo familiar en las poblaciones con mayor rezago y vulnerabilidad.

Durante el mes de agosto, vivieron también esta transformación en sus viviendas los municipios de Calcahualco, Atzalan, Jalacingo y Las Minas; hasta la puerta de su casa, en las localidades más necesitadas, llegaron a las familias los equipos sanitarios y de cocina.