Niñez y adolescencia de Veracruz cuentan con la Ley 573 para protección y restitución de sus derechos

Niñez y adolescencia de Veracruz cuentan con la Ley 573 para protección y restitución de sus derechos

En Veracruz, la niñez y adolescencia cuentan con una Ley que promueve el respeto a todos sus derechos, y le otorga al Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) la facultad de impulsar la protección y restitución de los derechos que por distintos motivos son restringidos o vulnerados.

En esta tarea, el reto más importante es dejar de tratar a las niñas, niños y adolescentes como objetos que requieren de protección y empezar a verlos como parte de una sociedad con voz propia; por ello, la importancia de generarles espacios para su expresión, participación e intervención en los asuntos familiares o de carácter político, con el fin de conocer su sentir y opinión en la construcción de su bienestar.

“Ellas y ellos tutelan sus derechos, los defienden, opinan, participan para que no sólo sean decisiones propuestas desde la visión de los adultos, sino integral, de la institución, la familia y los propios menores de edad como principales actores de sus derechos”, explicó la titular de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Adelina Trujillo Landa.

Dicha área se encuentra dentro de la estructura del DIF estatal, y en el ejercicio de sus funciones está coordinar y dar seguimiento al plan de protección para la restitución integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes que han sufrido la pérdida de alguna de sus garantías constitucionales.

La Ley número 573 dispone que todos los menores de edad tienen derecho a la vida, a tener un nombre y apellido, a vivir en familia y sin violencia, a no ser discriminados, a la educación, a la salud, a participar y expresarse libremente, a la intimidad y al descanso, entre otros.

Dentro de las actividades diarias de la Procuraduría, se encuentran: conciliar en caso de conflicto, denunciar ante el ministerio público delitos en contra de cualquier menor de edad, dar asistencia social, jurídica y médica en caso de riesgo, generar un plan de restitución de derechos y dar seguimiento hasta su reintegración y recuperación total.

Una de las acciones más destacadas dentro del plan de restitución de derechos es el de la Ley 259 de Adopciones; hoy, 261 menores de edad que vivían en una casa hogar porque fueron violentados, abandonados o se encontraban en orfandad, pudieron integrarse nuevamente a una familia con los mismos derechos que tiene un hijo biológico.

A partir de que el Congreso del Estado, por iniciativa del Gobernador Javier Duarte de Ochoa, aprobó la Iniciativa de Ley en el año 2015, se creó la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF estatal, así como un nuevo Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), que trabaja desde la Secretaría de Gobierno (SEGOB); ahora, toda la sociedad, instituciones gubernamentales, privadas o de cualquier índole forman parte del sano desarrollo de la niñez.

Para mayor información, visitar la página: www.leyderechosinfancia.mx.