Solicita PC estatal extremar medidas preventivas por posibles deslaves, derrumbes y deslizamientos

Solicita PC estatal extremar medidas preventivas por posibles deslaves, derrumbes y deslizamientos

Xalapa, Ver., 09 de agosto de 2016.- La Secretaría de Protección Civil (PC) brinda todo el apoyo necesario a los ayuntamientos que lo requieran para atender y, en su caso, dictaminar las causas de derrumbes, deslizamientos y hundimientos de tierra que puedan ocurrir en el estado de Veracruz.

Al momento, ya se han presentado diversos fenómenos por las fuertes lluvias que se han registrado en la entidad recientemente, y que han provocado la muerte de algunas personas, los cuales han sido atendidos de manera inmediata.

La dependencia explicó que a pesar de las altas temperaturas diurnas continuarán las precipitaciones en las zonas montañosas, por lo que hace un llamado a las autoridades municipales y a la sociedad en general a extremar precauciones.

Destacó que se trabaja de manera coordinada con la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA) y las delegaciones federales de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), a fin de mitigar daños en lugares donde ha habido deslaves o deslizamientos, para efectuar acciones de prevención.

Esta labor multisectorial se ha realizado en todos los puntos donde han impactado estos fenómenos geológicos, lo cual ha permitido salvar cientos de vidas, pero se reforzarán las estrategias para reducir el peligro de desastres.

Asimismo, se recomienda a los ayuntamientos que, con base en los Atlas Municipales de Riesgos y la experiencia en el conocimiento de la vulnerabilidad en sus localidades, deben monitorear las zonas de cerros consideradas inestables por su pendiente pronunciada, deforestación y saturación del suelo, entre otros factores; especialmente si existen asentamientos humanos en la parte baja.

Además, se exhorta a difundir los avisos por la llegada de frentes fríos o lluvias intensas y alertar a la población que vive en la parte baja de los cerros, laderas y taludes. Si se observa un principio de deslave o deslizamiento (como árboles inclinados, agrietamientos de suelo y erosión) en la porción alta del terreno; además de estar poblada el área, es necesario ordenar de inmediato la evacuación como medida precautoria.

También, se debe evaluar la situación de peligro prevaleciente o efectuar las gestiones necesarias para reducir el riesgo; notificar a la sociedad que, por cuestiones de seguridad a su persona, se abstengan de hacer labores de remoción de posibles escombros en caminos, puentes, carreteras y sitios de derrumbes sin la asesoría, supervisión y atención de autoridades estatales o federales