Hepatitis B y C, las causas más comunes de cirrosis y cáncer hepático

Hepatitis B y C, las causas más comunes de cirrosis y cáncer hepático

Xalapa, Ver., 25 de julio de 2016.- Instaurado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el próximo jueves se conmemorará el Día Mundial contra la Hepatitis, que tiene como propósito fomentar la toma de conciencia sobre las hepatitis virales y las enfermedades que las causan, además de la difusión de conocimientos sobre éstas, tarea a la que se suma la Secretaría de Salud (SS). 

Se trata de una inflamación del hígado causada generalmente por una infección vírica y se conocen cinco tipos principales de virus, que son designados como A, B, C, D y E; en particular, los tipos B y C dan lugar a una afección crónica en las personas, que en su conjunto son la causa más común de cirrosis y cáncer hepático.

Las hepatitis A y E son causadas generalmente por la ingestión de agua o alimentos contaminados, mientras que las B, C y D se producen por el contacto con humores corporales infectados.

Las formas más comunes de transmisión de estos últimos es mediante transfusión de sangre o productos sanguíneos contaminados, por procedimientos médicos invasivos en los que se usa equipo contaminado y, en el caso de la hepatitis B, la infección puede darse de la madre al niño en el parto, o de un miembro de la familia al niño, así como por contacto sexual.

En ocasiones, la enfermedad puede ser asintomática o acompañada de pocos síntomas; sin embargo, la infección aguda puede manifestarse en forma de ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, cansancio intenso, náuseas, vómitos y dolor abdominal.

Para prevenir el contagio es importante que sean aplicadas las vacunas de hepatitis A y B, que forman parte del Calendario Nacional de Vacunación y son gratuitas, además de tomar precauciones como lavarse frecuentemente las manos; evitar compartir cepillo de dientes, máquinas de afeitar, agujas o cualquier elemento punzocortante; usar preservativo en las relaciones sexuales; no realizarse tatuajes, piercing, acupuntura o cualquier procedimiento invasivo y, de hacerlo, que sea en establecimientos que utilicen el material adecuado y cumplan con los protocolos sanitarios correspondientes.

El Día Mundial contra la Hepatitis se conmemora el 28 de julio, debido a que ese día, en 1925, nació Baruch Samuel Blumberg, científico estadounidense que obtuvo el Premio Nobel en Medicina en 1975 por sus hallazgos sobre el origen y diseminación de las enfermedades infecciosas, y también fue el descubridor del virus de la Hepatitis B.