José Hugo Marín encuentra el deporte que más le apasiona

José Hugo Marín encuentra el deporte que más le apasiona

Tijuana, B. C., 12 de julio de 2016.- La voluntad a prueba de fuego de José Hugo Marín le ha alcanzado para iniciar en la disciplina de clavados, cambiar de deporte y ahora brillar en la gimnasia trampolín de la Olimpiada Nacional 2016.

El triple medallista veracruzano de esta contienda desarrollada en esta ciudad, se echó a la bolsa presea de oro en equipos, categoría 13-14 años, plata en individual y bronce en sincronizados, donde hizo pareja con Carlos Eduardo del Castillo.

“Me sentí súper bien, orgulloso de mí mismo”, dijo el atleta del puerto de Veracruz, satisfecho de su actuación que lo instaló como el mejor de la delegación.

Tras la conquista del bronce en sincronizados, donde cerró con su tercer metal, José Hugo expresó que no se sintió tan nervioso como en las otras ocasiones. En individuales sabe que pudo dar más, pero igualmente entiende que el deporte es así; “no sé qué pasó, ahí fueron algunos errores; eso impactó en los resultados finales”.

Estudiante de segundo de secundaria, Marín dice que es un buen alumno; “voy bien, gracias a la escuela estoy en este deporte”, explicó, al tiempo que aclaró que tiene un compromiso con ambas partes; “tengo que ir bien en la escuela para poder hacer gimnasia trampolín, que tanto me gusta”.

Recordó que sus inicios fueron en los clavados; “antes practicaba clavados y como cerraron el lugar donde entrenaba, mi familia buscó un sitio donde pudiera practicar algo similar a eso. Conforme pasaron los años fui mejorando y me gustó mucho; como todo atleta, al principio no me gustaba pero después me fui adaptando… me agradó demasiado y aquí están los resultados”.

El joven tuvo una participación como clavadista en Olimpiada Nacional, precisamente en Tijuana; “hace tres años fue la última vez que competí en esta disciplina.”