Capacitan a instituciones con mecanismo nacional de monitoreo en beneficio de personas con discapacidad

Capacitan a instituciones con mecanismo nacional de monitoreo en beneficio de personas con discapacidad

La realidad de una persona con discapacidad puede ser muy dura o de buenas oportunidades, siempre y cuando la sociedad respete y le permita ejercer todos sus derechos, y desde las instituciones asumir la tarea de supervisar, promover y proteger sus garantías con la esencia de que todas las personas son iguales.

En esta tarea, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), con la participación del DIF estatal y diversas organizaciones, realizó un taller sobre las reglas de operación del Mecanismo Nacional de Monitoreo de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, a cargo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

“El primer paso es definir prioridades, llegar a un consenso que otorgue voz, escuche y llegue a un acuerdo para que dé nacimiento al mecanismo en Veracruz y, formar un colectivo interinstitucional para sensibilizar, proponer, generar adaptaciones y transformaciones en la infraestructura, leyes, entornos, familias, personas y hacerlo visible en todo Veracruz”, expuso el director general adjunto de Atención a la Discapacidad de la CNDH, Joaquín Alva Ruiz Cabañas.

“En esta tarea no se pretende becar o asistir, sino materializar un mecanismo de unión en la entidad; de y para personas con discapacidad, diverso, con propuestas, ideas, mensajes y voces, protestas que generen cambios y transformaciones sociales”, recalcó el expositor.

El ejemplo empieza en casa, cuando las familias aceptan la realidad de los hijos con discapacidad múltiple, en la sociedad cuando se le dan oportunidades de empleo y se desempeñan en diversas tareas sin limitante alguna; esas son personas que transformaron su entorno y hoy son mejores porque viven la discapacidad, no la sufren.

En su participación, el director del Centro de Rehabilitación e Inclusión Social del Estado de Veracruz (CREEVER), Nelson Pérez González, mencionó que desde el DIF estatal se ofrece a este grupo poblacional los servicios de rehabilitación física, la enseñanza y promoción de sus derechos, hasta buscar la gestión para que tengan una inserción plena en la sociedad desde el punto de vista del trabajo, deporte, cultura y la atención médica, para ser personas que contribuyan a sus familias, al entorno en el que se desarrollan y, en conjunto, lograr que sus derechos se hagan valer.