Rinden homenaje a Umberto Eco en el Museo de Arte del Estado

Rinden homenaje a Umberto Eco en el Museo de Arte del Estado

Veracruz, Ver., 11 de julio de 2016.- El Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), con el apoyo de la Secretaría de Cultura, ofrece un programa de lectura compartida dentro de su serie de actividades Café con Letras, para evocar la obra literaria del escritor italiano Umberto Eco, este miércoles 13 a las 18:00 horas, en el Museo de Arte del Estado de Veracruz (MAEV). La entrada es gratuita.

Para leer los textos seleccionados de Umberto Eco, se ha invitado a Dalia Peña Pérez, Sandra Juárez, Fernando Inés Carmona, Iris Arellano Macías, María de Lourdes Cortés Castillo, Verónica Carbajal y Milena Koprivitza Acuña.

Filósofo, filólogo, periodista, ensayista, semiólogo, novelista y catedrático universitario, nació en 1932 en la ciudad de Alessandria, en el Piamonte italiano, y falleció el 19 de febrero de 2016. Desarrolló su actividad docente en las universidades de Turín Florencia, Milán y Bolonia, en su país, así como en varias instituciones de Estados Unidos y América Latina.

Entre sus obras más representativas publicadas en español figuran: Obra abierta, Apocalípticos e integrados, La difusión del arte, La estructura ausente, Tratado de semiótica general, La estrategia de la ilusión, Semiótica y filosofía del lenguaje y Las poéticas de Joyce. 

En 1980, publicó su primera obra de ficción: En nombre de la rosa, que tuvo un éxito sin precedente en el campo editorial. La publicó a sus 50 años y se convirtió en uno de los libros más leídos de la segunda mitad del siglo XX.

A ese fabuloso éxito siguieron: El péndulo de Foucault, La isla del día antes, Baudolino, La misteriosa llama de la reina Loana, El cementerio de Praga, Historia de la belleza, Historia de la fealdad en el arte y Zero.

Eco fue una figura reconocida no sólo por su estilo como escritor, sino por su constante preocupación por el desarrollo de la sociedad, la cultura y sus firmes convicciones sobre los medios de comunicación.

Sus libros fueron su máxima expresión de pensamiento, pero no se conformó con expresarse y transmitir sus ideas sólo a través de ellos; fue docente en varias universidades europeas y escritor regular en el semanario L’Espresso, en el que reflexionaba sobre la sociedad moderna.

Umberto Eco fue un pensador inquieto y comprometido, y uno de los mejores escritores del siglo. En una de sus últimas entrevistas declaró que su ambición no era transmitir un mensaje en sus libros, sino transformar al lector, hacerlo cuestionarse sobre sí mismo y sobre la realidad. Entre sus muchas frases para reflexionar, se encuentra: “Hay libros que son para el público y libros que hacen su propio público.”