Disminuyen en 30% los casos de dengue en Veracruz

Disminuyen en 30% los casos de dengue en Veracruz

Xalapa, Ver., 03 de julio de 2016.- Derivado de las campañas de combate al mosquito Aedes aegypti, así como de las acciones de prevención, en el mismo periodo de 2015 al correspondiente de 2016, Veracruz registra una disminución del 30 por ciento de casos confirmados de fiebre por dengue (FD), mientras que de fiebre hemorrágica por dengue (FHD) también se aprecia un descenso en la prevalencia.

Así lo dio a conocer el jefe del Departamento de Control de Enfermedades Transmitidas por Vector de la Secretaría de Salud (SS), Raymundo Hernández Rodríguez, al apuntar que no se debe bajar la guardia en las medidas científicas, principalmente en las zonas con mayor incidencia, para mantener el decremento en estos padecimientos.

Señaló que las estrategias implementadas ya no sólo se limitan a la fumigación en las calles y en los hogares, sino que ahora conllevan una serie de acciones que se denominan científicas, como son las ovitrampas larvicidas, que son nuevas metodologías de control del mosquito transmisor del dengue que pueden ser utilizadas por la propia comunidad.

Las ovitrampas consisten en recipientes plásticos utilizados en programas de control, donde las hembras grávidas de mosquitos colocan sus huevecillos. Se trata de herramientas utilizadas cada vez con mayor frecuencia en distintas localidades para monitorear poblaciones de mosquitos con fines de recolección de muestras o de vigilancia, y permiten detectar infestaciones relativamente bajas.

Se realiza también la investigación que tiene el objetivo de generar información para conocer el comportamiento del virus, y establecer un sistema de Vigilancia Entomo-Virológica proactiva, efectiva e inteligente con carácter de prevención.

Hernández Rodríguez dijo que se requiere del esfuerzo conjunto de la sociedad para trabajar en favor de la eliminación del virus, además de apuntalar las acciones en el sector educativo, sobre todo en los niveles básicos, con la encomienda de que los docentes se vuelvan proactivos al implementar una cultura de la sanidad en sus hogares, evitando la creación de criaderos de larvas.