Capacita PC a trabajadores de estancias infantiles en zona de Perote

Capacita PC a trabajadores de estancias infantiles en zona de Perote

Altotonga, Ver., 02 de julio de 2016.- El interés de la Secretaría de Protección Civil (PC), en coordinación con autoridades federales y municipales, es proteger con medidas reforzadas la seguridad e integridad de los niños y niñas que asisten a las diversas estancias infantiles en todo Veracruz.

Durante un curso de capacitación y adiestramiento a encargados de guarderías en la zona de Perote, se destacó que ello implica que estos espacios cuenten con su Unidad Interna y su Programa de Protección Civil.

La dependencia señaló que todos los inmuebles deben tener sus salidas de emergencia, rutas de evacuación, puntos de reunión, detectores de humo, extintores, señalización, botiquines de primeros auxilios y, desde luego, personal capacitado.

Por ello, personal de PC debidamente instruido por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) realiza supervisiones, además de brindar cursos para la reducción de riesgos.

Con esta capacitación, se pretende orientarlos en temas de la prevención y la reducción del riesgo de desastres, para que puedan cumplir con su delicada misión de proteger y salvaguardar la vida, así como la integridad de miles de niñas y niños que tienen bajo su responsabilidad.

Se expuso que para las autoridades públicas de los tres órdenes de gobierno una de las obligaciones ineludibles es que en toda política legislativa, administrativa o judicial en la que se vean involucrados los derechos de los menores de edad, se atienda su interés superior, que exige medidas de protección reforzadas.

Debido a ello, se verifica que las estancias infantiles, guarderías y albergues de los sectores público, social y privado en el estado de Veracruz cumplan con recomendaciones de dictamen técnico, con el objeto de garantizar la factibilidad de uso y operación adecuada de estos inmuebles y, en su caso, emitir las recomendaciones pertinentes.

Cabe destacar que se realiza una vigilancia rigurosa de todas las medidas de seguridad para proteger la vida e integridad física de los pequeños que se encuentran en establecimientos públicos y privados dedicados a su cuidado.