Cada unidad de sangre donada puede salvar hasta tres vidas: Secretaría de Salud

Cada unidad de sangre donada puede salvar hasta tres vidas: Secretaría de Salud

Cada unidad de sangre donada abre la posibilidad de salvar hasta tres vidas, ya que de los 450 mililitros se obtienen cuatro hemoderivados tomando en cuenta los componentes como plaquetas, glóbulos rojos y plasmas que pueden ser utilizados para curar diversas patologías, aseguró la directora del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS), de la Secretaría de Salud (SS), Elideth Bravo Sarmiento.

En el marco del Día Mundial del Donante de Sangre, que se celebra este martes, recalcó la importancia de generar un cambio cultural en el que la población tome conciencia sobre la relevancia de ser donador voluntario, para lo cual la dependencia tiene implementados varios programas de sensibilización.

Con el lema La sangre nos conecta a todos, los Servicios de Salud de Veracruz (SESVER) se suman a esta conmemoración, para reconocer a las personas por su contribución voluntaria y desinteresada que permite salvar vidas, y al mismo tiempo concienciar a las personas sobre la donación regular de sangre.

Se pretende, dijo, motivar a los donantes habituales para que sigan contribuyendo en esta noble acción y alentando a quienes gozan de buena salud, especialmente a los jóvenes, para que sean parte de este programa.

A nivel nacional, México se encuentra con un cinco por ciento de donadores voluntarios, el resto son por reposición; este año, se pretende aumentar este porcentaje de donadores altruistas, haciendo saber que este apoyo permite salvar vidas.

De igual manera, concienciar sobre la necesidad de donar sangre con regularidad para garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre y productos sanguíneos para quienes lo necesiten.

En Veracruz se busca acabar con los mitos que rodean a la donación de sangre, elevar la importancia que tiene una acción de esta índole y hacer un llamado a hombres, mujeres y jóvenes para unirse a la causa, teniendo como meta incrementar la cantidad de veracruzanos que estén dispuestos a dar sangre de manera altruista.