Importante consumir lácteos para complementar una dieta balanceada

Importante consumir lácteos para complementar una dieta balanceada

Xalapa, Ver., 01 de junio de 2016.- Al conmemorarse este martes el Día Mundial de la Leche, la Secretaría de Salud (SS) intensifica la promoción de la ingesta de productos lácteos que aportan el calcio necesario para el desarrollo y fortalecimiento de los huesos, además de proveer vitaminas A, B, B2 y D,  previenen las afecciones dentales y bucales, así como el desarrollo de cáncer.

Dentro de los beneficios que trae consigo el consumo de estos productos se encuentran: su rico contenido en nutrientes y vitaminas como calcio, magnesio, fósforo, vitaminas, contribuyendo a disminuir el riesgo de formar cálculos renales o desarrollar cáncer de mama o colon.

La SS recomienda tomar al menos un vaso de leche (200 ml) al día en personas adultas, lo que les aporta aproximadamente un 30 por ciento de la dosis diaria de calcio recomendado, sustento que ayuda a formar y mantener los huesos y dientes fuertes; la leche desempeña un roll importante en la función nerviosa, en la contracción de los músculos y hasta el mantenimiento de la presión arterial normal, y proporciona un alto porcentaje de otros elementos fundamentales como el potasio y fósforo.

La dependencia señala que desde el nacimiento y hasta los seis meses de edad es básica la alimentación con leche materna; posteriormente, al año los niños se integran al plan alimenticio básico familiar, por lo que se recomienda mantener una nutrición basada en el plato del buen comer, complementándolo con una dieta balanceada.

Es importante señalar que los productos lácteos que se denominan “light” también son recomendables, bajo la prescripción o supervisión de un médico, pues lo único que hacen es reducir la cantidad de grasas, a diferencia de otros productos de este tipo que contienen azucares y otros químicos que no son recomendables para su consumo.

El Día Mundial de la Leche fue establecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) con el propósito de incentivar el consumo de productos lácteos en todo el mundo. El 01 de junio de 2001 fue el primer día en el que tuvo lugar esta celebración.