Sistema Estatal de PC extenderá trabajos para prevenir y combatir incendios forestales

Sistema Estatal de PC extenderá trabajos para prevenir y combatir incendios forestales

Xalapa, Ver., 24 de mayo de 2016.- El Sistema Estatal de Protección Civil extenderá hasta el mes de agosto los trabajos para prevenir y combatir los incendios forestales y de pastizales, debido a la Ola de Calor y altas temperaturas que podrían continuar.

La Secretaría de Protección Civil (PC) explicó que, según los pronósticos proporcionados por el Comité de Meteorología, estas altas temperaturas podrían extenderse hasta ese mes a pesar de que la Temporada de Incendios Forestales concluye el 30 de junio.

Durante la primera sesión extraordinaria del Comité Estatal de Protección contra Incendios Forestales y Manejo del Fuego, se destacó que continúa la preparación y acciones preventivas efectuadas con antelación en coordinación con las diversas dependencias integrantes del Sistema, para seguir enfrentando estos siniestros.

El objetivo es fortalecer la coordinación interinstitucional y reducir el número de incendios con el ataque de sus causas, impulsando la aplicación práctica de la Norma Oficial Mexicana que regula el Uso del Fuego en las actividades agropecuarias y forestales, favoreciendo la Reconversión Productiva y Agricultura Sustentable.

Se han impartido cursos de capacitación sobre prevención, detección, combate y control del fuego al personal, técnicos, propietarios y poseedores de predios agropecuarios y forestales; además de pláticas de difusión de la legislación en la materia.

En la reunión efectuada en la Comisión Nacional Forestal, se informó que en lo que va del presente año se han registrado aproximadamente 156 incendios forestales, así como otra gran cantidad en pastizales y de material combustible, pero los cuales han sido atendidos inmediatamente.

Buscando reducir el peligro en bosques y praderas, los brigadistas y combatientes de la CONAFOR aplican periódicamente una técnica preventiva conocida como quema prescrita o manejo de combustibles en zonas de bosque, que consiste en iniciar un incendio controlado que consume la mayor cantidad posible de material combustible en un sitio catalogado como de riesgo.