Con tratamiento adecuado el asma es controlable: SS

Con tratamiento adecuado el asma es controlable: SS

Xalapa, Ver., 03 de mayo de 2016.- El asma, enfermedad inflamatoria crónica de las vías aéreas en la que participan diversas células y mediadores químicos, es controlable con un tratamiento adecuado y permite a quien la padece realizar sus actividades cotidianas.

Con motivo del Día Mundial del Asma, fecha que fue propuesta por la Global Initiative for Asthma (GINA) en 1998 para que sea conmemorada el primer martes de mayo de cada año, la Secretaría de Salud (SS)y los Servicios de Salud de Veracruz (SESVER) señalan que se trata de un padecimiento crónico habitual en los niños, por lo que con el lema Puedes controlar tu asma se pretende incentivar a las personas a que tomen el control de este mal.

La sintomatología va acompañada de hiperreactividad de las vías aéreas, que provoca en forma recurrente tos, sibilancias, disnea (falta de aire) y aumento del trabajo respiratorio, principalmente por la noche o en la madrugada; se le asocia a una obstrucción frecuentemente espontánea.

Es fundamental que el paciente no interrumpa los cuidados médicos ni los altere, ya que eso provoca crisis asmática que llega a requerir hospitalización. Quienes padecen la enfermedad también pueden sufrir alteraciones en el estado de ánimo como depresión, sentimiento de culpa, ansiedad o estrés.

El asma es una enfermedad congénita, es decir, quien la padece nace con ella, debido a que se ha encontrado que alrededor del 80 por ciento de adultos con ella presentaron síntomas desde los primeros cinco años de vida; puede detectarse clínicamente desde el primer año o a partir de los cuatro años de edad mediante el estudio llamado espirometría.

La sintomatología se presenta de manera variable en frecuencia y gravedad, el tratamiento varía de acuerdo con la edad del paciente; sin embargo, por lo general se utilizan los mismo métodos y medicamentos, pero en diferentes dosis.

Se recomienda evitar exponerse a factores de riesgo como humo de cigarro y polvo, así como usar de manera correcta los inhaladores para que la medicina funcione adecuadamente; tratar de atender las comorbilidades como la diabetes, obesidad y las alergias, y vacunarse cada año contra la influenza y neumococo.