Tras explosión en Pajaritos, situación controlada: Gobernador

Tras explosión en Pajaritos, situación controlada: Gobernador

Coatzacoalcos, Ver., 20 de abril de 2016.- De acuerdo con datos preliminares, han sido hospitalizadas 136 personas, de las cuales 40 han sido dadas de alta, quedando todavía 13 en condición grave, informó el Gobernador del Estado al dar el último parte sobre la explosión en la planta petroquímica Pajaritos, en Coatzacoalcos.

Dio a conocer que las autoridades ministeriales aún no han entrado al complejo, porque el reactor todavía no ha podido ser apagado, por lo que sólo se tiene confirmado el deceso de tres personas; “esta cifra se puede elevar una vez que el Ministerio Público realice su trabajo en el lugar donde se suscitaron los hechos”.

Advirtió que se trató de una explosión que tuvo una onda expansiva de más de 10 kilómetros; “retumbó Coatzacoalcos, de hecho muchos locales comerciales del centro de la ciudad sufrieron daños físicos”.

Por otra parte, dijo que “afortunadamente la actividad en Coatzacoalcos ya está volviendo a la normalidad, el incidente ha sido totalmente controlado. Las autoridades de Petróleos Mexicanos en estos momentos, junto con la empresa Mexiquens, trabajan para poder enfriar el reactor”.

Subrayó que la zona se encuentra acordonada, tanto por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Marina-Armada de México y policías Federal y del Estado.

“Hemos venido activando todos los protocolos de protección civil y de seguridad, evacuamos a más de dos mil personas de las comunidades aledañas al sitio afectado, quienes ya están regresando a sus hogares”.

El titular del Poder Ejecutivo estatal aseguró que no existe ningún riesgo hasta el momento, gracias a una buena coordinación con instituciones como PEMEX y Protección Civil, “lo que nos permitió reaccionar a tiempo, oportunamente y evitar que la población en general pudiera ser dañada por este lamentable hecho”.

Acompañado por los directores de Petróleos Mexicanos y Nacional de Protección Civil, reconoció que las sustancias químicas emanadas de la explosión tienen un grado de toxicidad, sin embargo, los vientos en esta región permitieron que se disiparan.