De forma gratuita, DIF estatal atiende a niños y niñas con estrabismo, labio leporino y paladar hendido

De forma gratuita, DIF estatal atiende a niños y niñas con estrabismo, labio leporino y paladar hendido

Hace dos meses, cuando nació Benjamín, sus padres no sabían a dónde acudir o qué hacer al ver que su pequeño tenía una malformación en la boca, en la que prácticamente el labio superior y su nariz eran una sola cavidad. Se trataba de labio leporino y paladar hendido, una enfermedad desconocida para ellos y de la que creyeron que su hijo tendría que vivir así para siempre.

“Estaba desesperada, pero una vecina me dijo que en el DIF me ayudarían y así fue”, platicó Karina Rosas Ortiz, joven madre de familia que vive en una pequeña localidad del municipio de Soconusco, en la zona sur de Veracruz, donde hizo la solicitud para viajar a la ciudad de Xalapa y que su hijo recibiera atención médica y la preparación para que le realicen su primera cirugía.

El Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) da atención a padecimientos como labio leporino, paladar hendido y estrabismo en edad temprana, etapa importante para evitar secuelas como la agudeza visual o malformación.

A su vez, los sistemas municipales DIF captan a los pacientes que requieren esta atención y los canalizan al área de Servicios Médicos Asistenciales del organismo estatal, donde reciben la consulta médica general y se inicia el procedimiento para la práctica de cirugías en hospitales de especialidad del estado.

Uno de los muchos pacientes que han recibido los beneficios de este esquema es Emmanuel Alexander Robles, un pequeño a quien se le diagnosticó retinoblastoma bilateral, un tumor cancerígeno por el cual recibió una cirugía para colocarle una prótesis en el ojo y que, ahora, con ayuda de unos lentes, su vida diaria es más plena.

Otro paciente es Kenet, un niño de cinco años de edad que fue operado de estrabismo hace unas semanas con un resultado exitoso que le ayudará a mejorar su postura, pues tenía que ladear la cabeza para enfocar los objetos. Ahora, en la escuela dejará de ser un niño solitario, hará amigos y ganará confianza en sí mismo.

Estos programas están dirigidos a personas que no cuentan con ningún tipo de seguridad social y están abiertos durante todo el año con servicios gratuitos. Los únicos requisitos son la presencia del familiar con el paciente, identificación oficial y carta petición dirigida al Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia, que debe entregarse en el DIF municipal al que pertenezcan.

Gracias al apoyo de los veracruzanos, la atención de éste y otros programas funcionan con responsabilidad y resultados exitosos, en especial, para proteger la salud y el desarrollo integral familiar.