Gracias a tu apoyo, miles de niños y niñas practican futbol, béisbol y basquetbol de manera gratuita

Gracias a tu apoyo, miles de niños y niñas practican futbol, béisbol y basquetbol de manera gratuita

Gracias a la contribución de los veracruzanos, miles de niños y niñas practican futbol, béisbol y basquetbol de manera gratuita, además de que las madres y padres de familia expresan su emoción por el aprendizaje que obtienen, mientras se desarrollan física y socialmente.

Pertenecer a las escuelitas sociodeportivas que promueve el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Veracruz, es fuente de motivación para emprender un nuevo camino en el deporte, así como la disciplina en otras áreas.

La escuela sociodeportiva de béisbol Aguilitas DIF es un ejemplo de esta iniciación a la responsabilidad, puesto que para lograr un objetivo en el deporte se deben fincar metas que contribuyen a la excelencia académica y el mejoramiento de las relaciones humanas.

“Cada día de entrenamiento o juego, mis hijos llegan cansados a la casa pero muy contentos, ellos saben que si no van bien en la escuela, no hay béisbol; es su motivación para echarle ganas”, platicó Alejandro Pimentel, papá de Manuel y Alexaldo. Menciona que ha notado que desde que los niños tienen esta disciplina han mejorado su actitud y son más responsables.

Ya sea papá, mamá o sus hermanas, son quienes acompañan a Cristopher a su entrenamiento los lunes y miércoles. Entre la familia lo describen como un niño inquieto que ha encontrado en el deporte, disciplina. “Siempre está pendiente de los días de entrenamiento, incluso se apura con sus tareas, a comer y llegar a tiempo”, comentó Lizbeth García, mamá del pequeño jugador.

Otro caso es el de Erick, quien tiene 10 años de edad y viene de una familia beisbolera. Cada viernes cuando toca juego lo acompañan sus papás, los abuelos y en ocasiones sus primos y tíos. “Venimos en familia a verlo y se forma una bonita convivencia, eso es lo que te da el béisbol”, refirió el padre.

En cada entrenamiento, los padres y madres de familia constatan la calidad de los profesores. “Nos gusta la forma en cómo los entrenadores tratan a los niños, con disciplina y sabiendo dirigirlos, eso hace que se diviertan, jueguen y vivan una buena experiencia”, consideró Jorge Alberto Fernández, otro de los padres.

Mientras esperaban a sus hijos, los papás compartían el sueño de que algún día los pequeños se conviertan en profesionales de las Grandes Ligas; un sueño no imposible de alcanzar, pues uno de los privilegios de pertenecer a este equipo es jugar en el mismo estadio de los Chileros de Xalapa, y en ocasiones los jugadores los sorprenden para saludarlos y convivir con los menores.

Gracias a ti, el DIF estatal ha mantenido este programa al que pertenecen actualmente alrededor de cinco mil niños y niñas beisbolistas, futbolistas y basquetbolistas. La infancia veracruzana convive, aprende y viste el uniforme rojo de las Águilas de Veracruz.

¡Gracias por tu apoyo!