Con son jarocho y cumbia, el público de Cumbre Tajín se deleitó bajo la protección de las estrellas

Con son jarocho y cumbia, el público de Cumbre Tajín se deleitó bajo la protección de las estrellas

Papantla, Ver., 21 de marzo de 2016.- Bajo la protección de las estrellas, Cumbre Tajín concluyó con éxito sus actividades. En el cierre de los conciertos se contó con la presencia de Margarita, La Diosa de la Cumbia, que con su alegría puso a bailar al público reunido en el Nicho de la Música.

En este último día, que también enmarcó el equinoccio de primavera, el Parque Temático Takilhsukut despidió a sus visitantes con un gran cierre artístico, donde participaron artistas nacionales y extranjeros.

En punto de las 18:00 horas salió al escenario la intérprete Guadalupe Mediavilla, quien se dijo contenta por estar en este magno evento junto con su equipo de colaboradores, talentosos jóvenes provenientes de Sonora.

De igual forma, hicieron uso de este espacio los integrantes de Lava de Hawaii, con sus sencillos Días soleados y Vitaminas. Esta banda, que utiliza el rock para hacerse escuchar, es 100 por ciento mexicana, al generar su discografía desde la ciudad de Xalapa.

Quien también fue testigo del gran ánimo de la gente durante la última noche de Cumbre Tajín fue Venado Azul, grupo musical huichol que exaltó las raíces nativas de los mexicanos.

Pero además, otros que se mostraron orgullosos de ser mexicanos fueron Los Cojolites, que con el son jarocho llegaron a mover las fibras de la identidad de todo el público en el Nicho. Y Para finalizar este gran espectáculo, Margarita hizo vibrar con su música a todas las generaciones presentes.

Con canciones como Escándalo, Mi cucu, Se me perdió la cadenita y Capullo y Sorullo, entre otras, La Diosa de la Cumbia demostró un poco de su tierra natal Colombia y, a su vez, enalteció la enjundia y alegría de los mexicanos.

Es así como Cumbre Tajín cierra una vez más con éxito todas sus actividades en el Pueblo Mágico de Papantla. Esta decimoséptima edición cumple con su objetivo de preservar la cultura totonaca y al mismo tiempo dar a sus visitantes el ambiente idóneo para celebrar la identidad.