En el Día Internacional de los Bosques, destaca SEDEMA la importancia de estos ecosistemas

En el Día Internacional de los Bosques, destaca SEDEMA la importancia de estos ecosistemas

Xalapa, Ver., 20 de marzo de 2016.- Los bosques brindan incalculables beneficios ecológicos, económicos y sociales, por lo que su conservación y cuidado, así como la implementación de políticas de desarrollo forestal sustentable, son fundamentales para mantener el capital natural de Veracruz, señaló el titular de la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA).

En el marco del Día Internacional de los Bosques, celebrado cada 21 de marzo, apuntó que además de capturar carbono, estos ecosistemas son reguladores del ciclo del agua y otros servicios ambientales como mantenimiento de suelos, amortiguamiento del impacto de los fenómenos naturales y regulación de la calidad del aire.

También proporcionan alimento, material de construcción, medicina y energía, entre otros bienes. Son protectores de la biodiversidad y con un adecuado manejo generan fuentes de empleo, ingresos y bienestar para quienes los habitan.

De acuerdo con el Inventario Forestal y de Suelos, Veracruz cuenta con siete millones 146 mil hectáreas de superficie, de las cuales más de dos millones 91 mil 132 son áreas forestales, que representan el 29.26 por ciento de la extensión estatal. La formación con mayor cobertura en la entidad corresponde a las selvas altas y medianas, con 62.17 por ciento.

Este año, el Día Internacional de los Bosques tiene el propósito de concienciar a la población sobre el papel fundamental que desempeñan estos ecosistemas para abastecer al planeta de agua dulce, lo que resulta especialmente importante para Veracruz, pues tiene el 33 por ciento del agua que escurre sobre la superficie del territorio nacional.

Finalmente, el Secretario de Medio Ambiente destacó que entre las acciones para el cuidado y conservación de los bosques en el estado, emprendidas por SEDEMA, están el Premio al Mérito Forestal, los proyectos del Fondo Ambiental Veracruzano y el incremento de las áreas naturales protegidas.