Con ayuntamientos, industriales y organizaciones civiles, Veracruz se sumó a La Hora del Planeta

Con ayuntamientos, industriales y organizaciones civiles, Veracruz se sumó a La Hora del Planeta

Xalapa, Ver., 19 de marzo de 2016.- El Gobierno de Veracruz se sumó por sexto año consecutivo a la iniciativa ciudadana La Hora del Planeta, apagando las luces no esenciales en 18 dependencias y monumentos emblemáticos este sábado de 20:30 a 21:30 horas, como una acción para hacer frente al Cambio Climático.

Esta actividad es promovida desde 2007 por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), para evitar que el planeta aumente su temperatura hasta un punto en que se produzcan daños irreversibles para la naturaleza, la economía y la salud de los habitantes d.

Este año, el lema Ilumina el rostro de la Biodiversidad, Apaga la Iluminación y Ahorra Energía, Cambia el Cambio Climático liga el tema con el ahorro de energía, para informar que si actuamos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero también ayudaremos a reducir las variaciones de temperatura y, con ello, acercarse a lo que requiere el Acuerdo de París.

Con gran participación, se sumaron autoridades municipales, como Xalapa, apagando las fachadas del Palacio, instalaciones del DIF, el monumento de La Araucaria, el puente Xalapa ubicado en Los Lagos; las luces decorativas del Parque Juárez y de la fuente del acceso a la ciudad (Puente del Trébol), así como otros 40 ayuntamientos.

La Hora del Planeta busca concienciar a la población con pequeños cambios para hacer frente al fenómeno global. Por ejemplo, si todas las viviendas del estado de Veracruz apagaran solamente un foco de 100 watts durante una hora, se reducirían 132 toneladas de bióxido de carbono equivalente (ahorro de 200 mil kilowatts-hora en ese tiempo).

Si este ejercicio se realizara durante todo el año, se reducirían 48 mil 268 toneladas de bióxido de carbono equivalente (72 mil megawatts-hora en un año).

En 2015, en esta iniciativa participaron más de siete mil ciudades y dos mil colegios de 172 países; apagaron sus luces 10 mil 400 monumentos y edificios emblemáticos, y se organizaron 70 mil actos nocturnos, además de casi 620 mil acciones individuales.