Exitosa participación de Veracruz en simulacro nacional por tsunami

Exitosa participación de Veracruz en simulacro nacional por tsunami

Xalapa, Ver., 17 de marzo de 2016.- Con éxito se realizó este jueves el simulacro nacional de tsunami por parte del Gobierno de la República, en el que las autoridades integrantes del Sistema Estatal de Protección Civil de Veracruz participaron de manera activa.

Al recibir el reporte de inicio del ejercicio de preparación, la Secretaría de Protección Civil (PC) alertó a sus coordinadores regionales y directores municipales de los 29 municipios costeros de la entidad.

El evento se efectuó como si hubiera ocurrido un sismo, cuya magnitud y profundidad cumplían con las características necesarias para levantar la alarma de tsunami y, por ende, la evacuación de las personas que se encontraban en las playas y sitios cercanos, así como el aviso para los habitantes.

Un simulacro, de acuerdo con la Ley de Protección Civil y la Reducción del Riesgo de Desastres, es un ensayo y aplicación de acciones previamente planeadas ante un fenómeno perturbador, con el fin de observar, probar y corregir una respuesta eficaz ante posibles situaciones reales de emergencia o desastre.

Ello implica el montaje de un escenario en un terreno específico, diseñado a partir de la identificación y análisis del peligro y la vulnerabilidad de los sistemas afectables. Además, se dispone de un laboratorio para observar y probar la oportunidad y eficacia del ejercicio.

También se activan los protocolos y programas internos, los sistemas de alertamiento, las señales de protección civil, las rutas de evacuación, puntos de reunión, escaleras y salidas de emergencia.

Los ensayos ponen a prueba la claridad de las instrucciones en caso de desalojar un inmueble, las prioridades y la atención especial a los grupos vulnerables, la disponibilidad del equipo de emergencia, como extintores, botiquines de primeros auxilios y servicios de ambulancia, el acceso a los refugios temporales y su organización interna con criterio de género, el suministro de insumos básicos suficientes y, especialmente, la capacidad para salvar vidas y reducir riesgos a la población.