No todos los casos de influenza requieren tratamiento con Tamiflú: SS

No todos los casos de influenza requieren tratamiento con Tamiflú: SS

Xalapa, Ver., 02 de marzo de 2016.- La Secretaría de Salud (SS) dio a conocer que no todos los casos de influenza requieren tratamiento con Oseltamivir (Tamiflú), dado que los pacientes con cuadros leves y que no presentan factores de riesgo responden favorablemente al manejo de los síntomas, como en cualquier resfriado de la temporada.

Las autoridades precisaron que el Sector Salud no utiliza las pruebas rápidas para diagnóstico de influenza, pues los exámenes para confirmar la enfermedad se realizan únicamente en el Laboratorio Estatal de Salud Pública, con el propósito de monitorear el virus circulante y no para instalar el tratamiento específico, ya que éste depende exclusivamente del criterio del médico de acuerdo con la sintomatología y factores de riesgo.

La influenza humana es un padecimiento común que puede presentarse en cualquier época del año, de manera particular durante el invierno, cuando se da un incremento de las infecciones respiratorias agudas como faringitis, amigdalitis, laringitis y resfriados. El virus A (H1N1), que en el año 2009 causó una pandemia, constituye uno de circulación habitual sin que represente un riesgo adicional para la población.

Si bien el antiviral Oseltamivir es una alternativa confiable, no se debe dejar de considerar que el éxito de éste depende de su uso adecuado, a fin de evitar resistencia al medicamento.

El medicamento está recomendado en pacientes hospitalizados que presenten fiebre alta, de 38 grados o más, acompañada de tos, dolor de cabeza, garganta y pecho, así como intenso dolor de cuerpo y malestar, que propicia que el enfermo esté en cama y tenga irritabilidad (en menores de cinco años) y dificultad para respirar.

Por ello, la SS ha emitido una serie de recomendaciones, de manera particular para quienes se encuentren en grupos de riesgo como Mujeres embarazadas, niños menores de cinco años y adultos mayores de 60, personas que padezcan enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, VIH/Sida, cáncer, insuficiencia renal, insuficiencia cardiaca, asma o alguna situación que comprometa su sistema inmunológico (defensas).

Para evitar el contagio por virus de influenza, se sugiere que al estornudar y toser, se cubra la boca con un pañuelo desechable o con el pliegue del codo, lavar frecuentemente las manos, no saludar de mano o beso y evitar acudir a lugares concurridos.

Mientras que para prevenir la enfermedad, se debe favorecer la alimentación con frutas y verduras ricas en vitaminas A y C, además de abundantes líquidos; abrigarse bien al salir, no tocarse la cara con las manos sucias, principalmente ojos, nariz y boca; obstruir los lugares donde puedan formarse corrientes de frío, cubrirse la boca al salir de un lugar cálido y, ante la presencia de síntomas, solicitar atención médica, evitando la automedicación.