Con Adiós a la Pobreza, sociedad y gobierno contribuyen al mejoramiento de las viviendas

Con Adiós a la Pobreza, sociedad y gobierno contribuyen al mejoramiento de las viviendas

Belisario Domínguez, Mpio. Altotonga, Ver., 20 de febrero de 2016.- “Mi comunidad está progresando, antes no llegaban tantos apoyos y era difícil conseguirlos, hoy están llegando y nos van a servir de mucho”, expresó Santiago Cruz López, quien recientemente recibió láminas para el techo de su hogar, un apoyo que pertenece a la primer etapa del programa Adiós a la Pobreza del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Una de tantas vidas que este esquema ha transformado es la de Santiago, joven que ha asumido la responsabilidad económica de su familia, ya que su padre es adulto mayor con discapacidad y su madre se encarga del hogar y de su hermanita adolescente.

“Será de mucha utilidad para nosotros y los demás vecinos, porque somos una comunidad de escasos recursos y es difícil conseguir lámina. Además, en esta temporada de frío es cuando más azotan las heladas y hay que proteger a los abuelitos.”, dijo.

Hace tres años aproximadamente esta localidad sufrió los embates de un huracán que arrasó con los techos de sus casas, que con mucho esfuerzo y recursos económicos se pudo adquirir algunas láminas para la reconstrucción; sin embargo, dice Santiago que ahora con éstas va a quedar mucho mejor.

El caso de Carolino Salazar Bautista no es diferente pero si especial, pues es un hombre ya cercano a la tercera edad que se quedó viudo hace algunos meses. Su casa es muy pequeña y la construyó hace muchos años, por lo que el techo ya se encontraba dañado. “Mi casa ya está muy viejita y ahora ya voy a poner el techo nuevo; así, mi hogar y mi comunidad serán más bonitas, porque vamos a tener láminas para todos”.

En una jornada laboral intensa realizada por el DIF estatal y el Voluntariado Veracruzano de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), en varias de las comunidades de Altotonga se logró renovar el techo de 409 viviendas.

Para llegar a esta comunidad es ahora más fácil, ya la carretera es de asfalto, pero la lejanía con la cabecera municipal sigue siendo de casi tres horas de trayecto, lo que hace muy difícil para los pobladores acercarse a los servicios públicos. Por ello, se ayuda al  progreso de las familias y las distintas regiones.